Los números 807 y los ficheros de morosos

807 y fichero morosos
Mónica Pérez Sánchez. Abogada.

Por Mónica Pérez

Hoy día es relativamente sencillo que cualquier ciudadano se vea incluido en un fichero de morosos, ya que  es un método cada día más utilizado por empresas de recobro como medida de presión para reclamar una deuda.

Es más, muchas de las inclusiones se realizan sin que haya una deuda de por medio o sin cumplir los requisitos mencionados. 

Sin embargo, una vez incluido, salir no es tan sencillo y dicha inclusión acarrea múltiples perjuicios.

Cualquier persona, hasta aquella que jamás ha dejado un recibo pendiente, puede un día ver su nombre en un fichero por múltiples razones.

En qué casos nos pueden incluir en un fichero de morosos

  • Los datos los debe de suministrar el acreedor o quién lo hace por su cuenta o interés.

  • No se podrán incorporar al fichero los importes inferiores a 50 euros de deuda.

  • Existencia de una deuda cierta, vencida, exigible e impagada. Asimismo, esta no deberá haber sido objeto de reclamación administrativa o judicial por el deudor o mediante un proceso alternativo de resolución de disputas vinculante (arbitraje de consumo).

  • Que se haya informado al cliente en el momento de la contratación del bien o servicio, o en el momento de requerirle el pago, de la posibilidad de incluirlo en estos sistemas. 

  • El plazo máximo de estancia de los datos en el fichero es de hasta cinco años como máximo, desde la fecha de vencimiento de la obligación financiera, dineraria o de crédito. 

Las estafas de los 807 y los ficheros de morosos

Cada vez más son los casos de personas que se sienten engañadas ante empresas que, usando como gancho la salida de ficheros de morosos incitan al afectado a llamar a una línea de tarificación adicional 807.

Un caso real

Uno de nuestros clientes fue incluido en el ASNEF por una deuda con una compañía telefónica con la cual no se encontraba de acuerdo, pero por la que no ejercitó reclamación.

Nuestro cliente vio en Internet una empresa con apariencia de ser bastante seria y formal, en la que le aseguraban que llamando a un teléfono de atención al ciudadano, le ayudarían a eliminar su registro en el ASNEF (también publicitaban la salida de otros ficheros como CIRBE, Badescug, Experian, RAI…)

Nuestro cliente, de buena fe, rellena un formulario online, y comienza la gestión con un agente especializado, a través de un número de tarificación especial 807, donde un señor muy amable (que se identifica y le transmite seguridad) inicia la conversación comentándole los pasos a seguir y diciéndole que lo van a eliminar cautelarmente del fichero de morosos (¿?)

A partir de aquí comienzan los problemas… la conversación comienza a cortarse e reiniciarse cada x tiempo, teniendo que pagar de forma continuada los gastos de establecimiento de llamada. Además, le comienzan a dar una serie de códigos que le dicen que consisten en la “eliminación de los datos”, mientras el tiempo corre… han transcurrido 40 minutos de llamada con continuas interrupciones.

El cliente empieza a ponerse muy nervioso. El amable agente ya no es tan amable y se pone desagradable. En este momento el afectado decide no continuar con la llamada ya que cada vez le parece todo más extraño y  la sospecha de que es un timo empieza a rondarle la cabeza y decide finalizar la llamada.

A partir de aquí comienza a recibir una avalancha de SMS diciéndole que:

“está a punto de culminar su proceso de baja de los ficheros de morosidad. Contacte con su agente para finalizarlo en el 807….”

“su baja cautelar está “pre-aprobada” y pendiente de formalizar. Para evitar que lo vuelvan a incluir debe llamar al 807…”

“Su trámite de baja de los ficheros está guardado, para que su avance no sea eliminado comuníquese con su agente en el 807…”

El cliente ya lleva facturados 70€ de llamada, casi la misma cantidad por la que fue incluido en el fichero de morosos.

Desesperado contacta con nosotros, que le aconsejamos que no vuelva a llamar ni responder a ninguno de los SMS,  y le comentamos los pasos que vamos a seguir para intentar paliar la situación en la que se ha visto involucrado.

¿Qué debemos hacer si nos incluyen en un fichero de morosos?

Ante todo, antes de caer en la trampa, has de tener claro que para salir de un fichero de morosos, sólo puedes hacerlo siguiendo determinados pasos y/o cumpliendo determinados requisitos:

Pagar la deuda y solicitar la cancelación de tus datos.Una vez pagada, es necesario que te asegures personalmente que han eliminado los datos  ¡no confíes en que lo hará  la empresa acreedora!

Para ello, solicita tu baja al titular del fichero adjuntando tu DNI y justificante de pago.

Si no estás conforme con la deuda,  la legislación actual impide registrar la deuda en el fichero si ésta está siendo reclamada.

La Agencia Espanola de Protección de Datos considera que reclamar una deuda ante un órgano arbitral, judicial o administrativo impide que pueda hablarse de deuda “cierta”, por lo que si te encuentras en esta situación y te han incluido en un fichero de morosos puedes denunciar ante la AEPD que la inclusión en el fichero no es procedenete

Si la deuda no existe, se trata de un error, no existe tal deuda o no se cumplen los requisitos para la inscripción en el fichero de morosos, puedes solicitar la baja al titular del fichero, el cual debe responder en 30 días (o hasta dos meses en casos excepcionales) 

Si el titular del fichero no lo hace, debes denunciar los hechos ante la AEPD: se abrirá un expediente implicar sanciones para la empresa acreedora y la gestora del fichero.

Si la inclusión es incorrecta, puedes reclamar judicialmente una indemnización por los daños causados. 

Si desgraciadamente, ya has picado en el gancho de la llamada, los pasos a seguir son:

  • Poner una reclamación en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de tu localidad, o asociación de consumidores.

  • Acudir a la Agencia Española de Protección de Datos, solicitando  la supresión de los datos personales.

  • Denunciar en la Policía Nacional si crees que has sido víctima de una estafa.

Empresas de línea de tarificación 807 que, bajo el gancho de salir de un fichero de morosos, incitan a los afectados a llamar sus líneas, con un coste elevadísimo, a veces superior al de la propia deuda. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies que puedes consultar en el siguiente enlace,

ACEPTAR
Aviso de cookies